jueves, 18 de octubre de 2012

TRIUNFA COMO ESCRITOR, todo lo que deberías saber.



Según un sondeo realizado , solo 3 de cada 100 nuevos escritores logran publicar un libro. Pero solo 1 de cada 100 alcanza lectores más allá de su entorno familiar. ¿Qué saben los triunfadores que usted no sabe?


Un libro no es un libro hasta que no cumple las funciones para las que se creó, es decir, hasta que el texto no se hace público, y es leído. Pero hoy en día conseguir un vehículo apropiado para realizar esto último, obtener un continente idóneo para un contenido, se ha convertido en algo tan dudoso como lanzar un mensaje a navegar en una botella.

Después de horas, semanas y meses de ardua labor, la gran mayoría de los nuevos escritores no saben luego qué hacer para que su texto se realice públicamente. Solo tres de cada cien escritores logran publicar un libro, una proporción bastante favorable si la vemos desde una perspectiva histórica, donde las posibilidades de difusión de los contenidos en la actualidad se han diversificado y hasta abaratado.

En cambio son poco conocidas las razones por la que algunos textos terminan siendo publicados. A continuación vea las más comunes características de un texto que finalmente se convierte en libro, y algunos mitos sobre el asunto. Si soporta usted el embate de las siguientes preguntas, pudiera ser de los elegidos:

1- ¿Es usted un escritor pasional o uno ocasional? Un libro puede ser un medio o un fin en sí mismo. Los escritores de ficción, por ejemplo, están entre los escritores que llamaremos “pasionales”, amantes de la belleza literaria y que escriben sin pensar mucho en el futuro de su obra. Por lo general tienen una idea poco realista de la producción y difusión editorial y son los que más fracasan en el intento de de ver publicada su obra. Un escritor ocasional, en cambio, piensa su libro con un propósito predeterminado. Generalmente es un profesional o un estudioso que su fuerte no es precisamente escribir, pero sabe lo que quiere y adonde quiere llegar con su contenido.

2- ¿Es usted vanidoso o un atrevido? Aunque su obra sea banal e intrascendente, el que escribe por vanidad hará todo lo posible por ver publicada su obra, solo por presumir de ella; son terreno fácil para timadores y su círculo de lectores siempre será limitado. Los atrevidos, generalmente por ignorancia, subestiman la envergadura de la producción literaria y su excelencia; son superficiales y tienden a hacer el ridículo. En busca de un golpe de suerte, bombardean a las editoriales con textos que casi siempre son desechados.

3- ¿Sabe si su tema caliente pronto será fiambre? Los argumentos de su libro no necesariamente tiene que ser únicos, ni siquiera novedosos, pero sí diferentes y aportar algo distinto o adicional a lo que ya está publicado. Investigue y lea todo o lo más difundido sobre los asuntos que quiere abordar en su libro para partir de ahí. Proyéctese mejor en satisfacer intereses universales o informativos de largo plazo. Muchos argumentos son modas pasajeras de una industria editorial bien engrasada, y para cuando usted termine y salga a la palestra, por ejemplo, con su historia de vampiros, su libro será, como se dice en el argot periodístico, un “fiambre”.

4- ¿Se puso bajo el fuego de opiniones sinceras? Si no desea engañarse, someta su texto o parte de él al criterio de varias opiniones independientes y desinteresadas, evitando en lo posible los aduladores de siempre. Para esto solicite la opinión de amigos que no solo le digan que está bueno o malo, sino que le expliquen también sus porqués. No intente impresionarlos en esta etapa con un diseño bonito, más bien trate de someterles un buen texto… eso sí, si no quiere desalentar a muchos, tenga cuidado con la ortografía.

5- ¿Tiene una idea clara del camino que le falta? Tenga en cuenta que un libro es un producto donde el texto es solo uno de sus componentes, si bien el más importante. El proceso editorial abarca varias disciplinas y pasos que el autor no tiene por qué dominar, pero sí conocer de manera general para tener una idea clara del camino a recorrer. Una vez escrito y antes de pasar a imprenta, su texto debe cumplir con las etapas de corrección, diseño, arte de las portadas y revisión de pruebas. Si quiere que su libro lo tomen en serio, no trate de obviar, subestimar o resolver por su cuenta alguna de estas estaciones del camino. Zapatero a su zapato. Deje que un especialista o la editorial se ocupen de todo ese trabajo complementario.

6- ¿Conoce las opciones de publicación de hoy en día? La globalización ha hecho que los autores perciban a las grandes editoriales como sus estrellas inalcanzables. Sin embargo, la industria del libro evoluciona hacia la diversificación de soportes de contenido digitales más económicos y maneras efectivas para permitir a los autores autopublicarse. En la conquista de lectores, no se trata de todo o nada. Empiece considerando desde las pequeñas editoriales locales hasta la posibilidad de publicar su texto en un libro electrónico descargable (ebooks).

7- ¿Tiene un Plan B? Todos los caminos conducen a Roma, o por lo menos varios de ellos. No se paralice con un solo plan de publicación en mente. Tenga un Plan B… y hasta un Plan C. Si como sucede con la gran mayoría de los casos, no tiene la manera de que una editorial considere publicar su libro (Plan A), tenga en cuenta la publicación por su propia cuenta, una modalidad en rápido crecimiento y que se considera una parte vibrante de la industria editorial de hoy. La mejor opción en este caso es acercarse a una empresa editorial que ofrezca paquetes de autopublicación confiables y de calidad profesional.

8- ¿Posee una plataforma de lanzamiento? Lamentablemente, hoy en día el tema y la calidad de la literatura venden pocos libros. Las editoriales confían en que sea la popularidad de los autores su mejor agente publicitario. En cualquier caso, sea que publique con una gran editorial o por su cuenta, el alcance de difusión de su libro depende de la plataforma que lo secunde. Si es un desconocido, el camino hacia las estanterías será todavía más empinado, pero tenga de consuelo que, según las estadísticas, con su segundo libro le irá mejor en este sentido, además de que le será más fácil y rentable.

9- ¿Tiene motivaciones económicas realistas? Los autores con más probabilidades de ser publicados son aquellos que esperan pocos dividendos provenientes de su obra. No porque eventualmente no los obtengan, si no porque son más realistas. Sepa que, por lo general, las primeras ediciones de autores dan pérdidas, pues es mucha la inversión que se hace y pocos los libros que se venden. En cuanto a una publicación pagada por usted mismo se refiere, la pregunta franca que debe hacerse es si está usted convencido de que su libro puede lograr que al menos 200 personas lo compren. Si la respuesta es sí, entonces recuperará la inversión rápidamente.

10- ¿De qué tamaño es su fe? Si usted que es el mejor amigo de sí mismo no está satisfecho de su obra, si no cree en ella como algo digno de tomar riesgos, cómo piensa que un editor o un lector deban hacerlo. A pesar de las dificultades, si la fe que tiene en su libro es al menos del tamaño de un grano de mostaza, es decir, si tiene el convencimiento de que se trata de un esfuerzo legítimo, podrá moverlo hacia el éxito.

Hemos rescatado este artículo interesantísimo publicado Por Jorge Julio González. en la web : www.mundocristiano.com

7 comentarios:

Tino dijo...

Una información muy interesante, para los que comenzamos.
Yo soy de los que esperan "cero" dividendos de mi primera novela, y, no soy nada vanidoso.
Eso si, la ilusión, no me la quita nadie. El haber podido terminar mi primer libro, PORTADORES DE VIDA, ha sido una de las satisfacciones mayores que he tenido en mi vida.

RAR dijo...

Gracias tINO EN CUANTO PODAMOS HACEMOS UNA RESEÑA DE TU LIBRO. pORTADORES DE VIDA.GRACIAS POR COMENTAR, OYE PORQUÉ NO TE HACES SEGUIDOR DE NUESTRO BLOG, Y ASÍ ESTAMOS EN CONTACTO. Esperamos que podamos contribuir un poquito más a que se conozca tu libro.
Un saludo.

RAR dijo...

TINO envíanos info de tu libro y algún enlace para adquirirlo al email de nuestra página!
saludos

Tino dijo...

RAR:
Ya soy seguidor vuestro.
La información de mi libro también esta en Abanico de Libro. Aunque el enlace, ha cambiado. Ahora es:
http://www.bubok.es/libros/218375/PORTADORES-DE-VIDA

Agradezco vuestro interés.

Alberto dijo...

Opino que hoy en día, internet constituye el abanico más amplio de posibilidades para un escritor. Yo, personalmente, sólo publico a través de bubok, y los resultados han sido relativamente satisfactorios.
De todas formas, gracias por el artículo, muy interesante.

Manuel Jimenez dijo...

Hace años, un buen amigo le escribió a Vazquez Figueroa preguntándole cuanto podría pedir a un Ayuntamiento que le había encargado un libro sobre la historia del municipio. Figueroa para su sorpresa le contestó, esa fue la primera sorpresa, la segunda le dijo que no tenía ni idea, ya que él no ganó ni un céntimo hasta su libro 14.

RAR dijo...

Muy buen consejo Manuel y gracias por hacerte seguidor del blog. Es difícil, pero el que la sigo la consigue. Un abrazo.

Quizás te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...